Retinización. Cómo hacerlo bien

Los retinoides se obtienen de los betacarotenos y son derivados de la Vitamina A. EL retinol es multifuncional y sus beneficios son disminuir arrugas, aclarar manchas, renovar la piel, mejorar la luminosidad y seborregular. 

El retinol es el precursor del ácido retinoico, que es el que es  más eficaz pero es menos irritante, en contacto con la piel se transforma de retinol a ácido retinoico. La concentración máxima que se permite en la unión europea es de 0,3. Su bajo peso molecular y liposolubilidad permite llegar a capas más profundas de la piel estimulando la producción de colágeno y elastina y ácido hialurónico, activando los fibroblastos, además impide que las metaloproteasas se activen con la luz ultravioleta y degraden el colágeno, así como permite que lleguen más nutrientes a la dermis estimulando más capilares sanguíneos. Pero no se queda su función solo aquí, si no que en la capa más externa, el estrato córneo se encarga de una renovación celular, consiguiendo así afinarlo, que sea más suave, más luminoso, corregir poros dilatados por su capacidad seborreguladora. 

La retinización es el periodo en que la piel se acostumbra al activo de forma progresiva y según tolerancia. Para evitar dermatitis por uso de retinoides. En pieles más sensibles podemos utilizar otras formas como el retinaldehido para mejorar la tolerancia del producto. Pero en general se suele aplicar de la siguiente manera: Su uso es siempre por la noche con la cara limpia y seca.

Semana 1 y 2: dos veces por semana, siempre que no sean días consecutivos.

Semana 3 y 4: una noche si dos no

Semana 5: aplicar noches alternas.

Semana 6: aplicar todas las noches.

Si la piel se irrita en algún paso volvemos al anterior, para otorgarle mayor tolerancia en el tiempo. Uno de los cuidados que más requiere con el uso de cualquier tipo de retinoide es el uso de protección solar cada día.

Si a pesar de ello sucede algún tipo de dermatitis, cada vez se ven más por usos inadecuados o por que la piel tiene mucha dificultad en tolerar estos activos, debemos suspender el tratamiento. En casos graves solemos utilizar corticoides de baja potencia de indicación farmacéutica 2 veces al día durante 3 días. Combinando con activos que nos ayuden a reparar la barrera cutánea para equilibrar los lípidos epidérmicos, calmar, hidratar y otorgar un efecto antioxidante.

¿Cómo podemos combinar el uso de retinoides según nuestras necesidades? Pues bien, si tu objetivo es trabajar sobre arrugas, tus aliados son Retinol + péptidos + vitamina C+FPS. La fórmula para tratar el acné es la siguiente: Retinol + ac. Salicílico, niacinamida, ac. Azelaico y FPS. Para tratar hiperpigmentaciones, la combinación puede ser: Vitamina C+ac. Azelaico + Retinol + FPS. Recordad que durante el embarazo no está aconsejado en uso de retinoides.

Marta Rocamora Sande

See all author post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies