¿Por qué hago mal la digestión?¿Qué sucede?

Si después de comer sientes hinchazón gases, y no tienes ninguna patología de base que de por si da problemas en las digestiones, lo más probable es que no se digieran bien los azúcares no fermentables. Los hábitos alimentarios que tenemos en general no son muy buenos, comidas rápidas, bajo consumo de frutas, verduras y legumbres, y el estrés continuado nos afecta en el estado de nuestra microbiota.

La mayor parte de los estreñimientos suele remitir al aumentar en consumo de fibra (fruta,verdura y legumbres) de manera progresiva. Poca gente consume 5 raciones de fruta al día y 2 raciones de legumbres por semana. Suele afectar más en mujeres, influye la actividad que realizamos, el consumo de agua, consumo de fibra y nuestra microbiota. 

La intolerancia a los azúcares produce diarrea osmótica, explosiva, con mucho gas, esto se debe a que los azúcares no se absorben en el primer tramo del intestino, donde deberían absorber, y llegan al colon donde se han unido a muchas moléculas de agua y ahí se debe que la diarrea sea tan explosiva.

Los cereales como trigo, cebada y centeno se prohíben por su alto contenido en gluten a celíacos y se desaconseja  a intolerantes al gluten.  Pero es que estos cereales tienen un alto contenido en azúcares fermentables, que fermentan en el colon y con los que tenemos que tener especial cuidado si padecemos colon irritable. Muchas veces estas enfermedades y disfunciones se confunden unas con otras. En colon irritable se aconsejan dietas libre de FODMAPS, que son estos tipos de azúcares, al menos en las primeras fases.

Nuestra microbiota, es lo que antes conocíamos como flora intestinal,  son familias de microorganismos que se encuentran en nuestro sistema digestivo y vaginal de forma normal, que nos ayudan en nuestra correcta digestión y funcionamiento de nuestro cuerpo. La disbiosis , alteración en la microbiota, nos afecta por lo tanto en nuestro proceso digestivo. Por lo que es importante en esos casos recomponer nuestra microbiota con probióticos. Para cuidar la microbiota lo ideal es comer productos con alto contenido en fibras e incluso azúcares fermentables, interesará por lo tanto una dieta rica en FODMAPS, excluyendo aquellos que sufren Síndrome del Intestino irritable.

Photo by Andrea Pacheco on Unsplash

Marta Rocamora Sande

See all author post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies