Pelo: caída y cuidados

La caída del pelo es estacional. El ciclo del crecimiento del cabello pasa por diferentes fases y en la última es cuando se produce la caída. La época de caída no tiene porque ser preocupante mientras no afecte a la densidad del pelo y que se vea la piel del cuero cabelludo en ese caso es recomendable ir a un dermatólogo tricólogo.  

En estas épocas del año o bien en esos momentos en que puede haber una caída acelerada debido a estrés, fármacos, cambios hormonales, podemos hacer un refuerzo tópico que actúa directamente en el bulbo piloso estimulando la fase anágena (crecimiento) con la intención de aumentar visiblemente la masa capilar y aportar vigor y vitalidad. El hecho de aplicarlo con un masajeador como es el caso de las ampollas de Rene Furtherer permite mejorar la microcirculación y por lo tanto asegurar más la efectividad del producto.

Por lo que se refiere a la nutricosmética, la utilización de complementos alimentarios que sean una combinación de minerales y vitaminas que favorecen el crecimiento del cabello como la vitamina B8 que contribuye al metabolismo de la queratina o minerales que regulan nuestros niveles hormonales. Su recomendación de uso es de 3 meses, ya que la fase telógena (caída), dura más o menos este periodo. Es preciso que se haga una dieta saludable a pesar del aporte del complemento alimentario.

Los champús anticaída no son efectivos a nivel de que puedan estimular el crecimiento o evitar la caída, pero sí es cierto que son champús que no pesan y por lo tanto no dejan tan apelmazado el pelo. Por lo que a nivel emocional, al dar una sensación de más volumen y menos peso en el cabello son un coadyuvante perfecto con el tratamiento intensivo que hayas escogido. Incluso en el caso de estar con tratamiento médico para la alopecia sería el complemento más adecuado para utilizar.

Ya que hablamos de la limpieza capilar, existe el falso mito de que se cae el pelo cuando te lo lavas. Realmente ese cabello ya estaba débil y poco anclado en el bulbo piloso, por tanto, después de masajear durante la ducha o el peinado es más fácil que acabe de desprenderse. Pero ese pelo ya tiene su final sentenciado, por lo que si tenemos un cuero cabelludo sano y cuidado nos lo podemos lavar diariamente sin problema, sin aumentar la caída.

Photo by Jaroslav Devia on Unsplash

Marta Rocamora Sande

See all author post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies