La mirada, tu única presentación.

El cuidado del contorno de ojos siempre ha estado presente ya que es una zona que nos preocupa a todos, tanto hombres como mujeres. Pero ahora que vamos con mascarilla y nuestros ojos son nuestra carta de presentación las clínicas dermatológicas han tenido un aumento en tratamientos del contorno.

El motivo por el que esta zona es de las más castigadas, y la primera en mostrar signos de la edad, es que esta piel es la más fina de nuestra cara, es pobre en glándulas sebáceas, elastina y colágeno. La exponemos cada día al sol, polución y otras agresiones. Pero por si fuera poco, además, es  la zona con más movimiento por minuto. Parpadeamos para hidratar nuestros ojos, sacar pequeñas motitas de polvo y arena… pero cada vez que sonreímos, lloramos, nos molesta el sol, o nos expresamos lo hacemos moviendo los músculos que hay en la zona ocular.

Las ojeras tienen un origen endógeno, que es la genética, y también exógeno. La incidencia del sol, fumar, la falta de sueño y beber hace que aparezcan antes. En mujeres mayores de 35 años el 50% manifiesta tener ojeras, los hombres tardan un poco más,  a los 45 años. ¿Por qué? Uno de los motivos es que su piel es un poco más grasa y más gruesa. La depresión que hay entre el pómulo y el párpado inferior, se puede prevenir con cuidado cosmético. Si te has sometido a alguna intervención con ácido hialurónico o piensas hacerlo es importante que mantengas el cuidado diario de la zona para mantener más tiempo su efecto. Para ello busca un contorno con ácido hialurónico y vitamina K para cuando la ojera está pigmentada por vascularización.

Las patas de gallo son el resultado claro del exceso de movimiento que comentábamos antes,  cuanto más deshidratado está el contorno más profundas se suelen ver las líneas de expresión, por los que el ácido hialurónico, los péptidos y el retinol, para dar más volumen a los surcos y ralentizar movimientos, serán nuestros mejores aliados.

Las bolsas en párpado superior e inferior son unas acumulaciones de agua y grasa que se  deposita en esta zona. De normal todos tenemos unas pequeñas bolsas para proteger nuestro globo ocular de impactos, pero cuando exceden nos otorgan una mirada más entristecida. A nivel cosmético en este caso poco podemos hacer, pero sí es importante que busquemos un cuidado de contorno de ojos que sea drenante.

Este mes averigua como está tu contorno con nuestro dermoanalizador de forma gratuita. Y conoce el mejor tratamiento para tu cuidado.

Photo by Ani Kolleshi on Unsplash

Marta Rocamora Sande

See all author post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies