El fracaso de las dietas

Todas las dietas fracasan, el motivo se debe no a que no sean efectivas, si no que no aprendemos a generar hábitos. Lo queremos todo al momento, deprisa hacemos una intervención, conseguimos todo o parte de nuestro objetivo, pero, y luego… ¿Qué? Ese es el principal motivo por el que todas las dietas fracasan.

La dieta debe ser individualizada para conseguir crear una adherencia, tiene que ser fácil y sencilla que sea además coherente con el objetivo. Porque muchas veces empezamos por comer saludable, realmente la comida no procesada es de mayor calidad y sacia más que la procesada, por lo tanto evitamos así comer más entre horas.

Lo importante es aportar menos calorías de las que gastamos, si nuestro objetivo es perder peso. Donde entra en consecuencia un factor fundamental, el ejercicio. Si bien es cierto que el ejercicio de cardio es importante, más importante es aún el ejercicio de fuerza. Trabajar el músculo para evitar la pedida y mejorar la calidad de la masa muscular debe ser el objetivo. Los entrenamientos de fuerza mejoran la resistencia a la insulina, ya que el músculo capta la glucosa y mantiene la homeostasis. La falta de masa muscular está detrás de la mayoría de enfermedades del siglo XXI. En estudios se demuestra que los entrenamientos de fuerza mejoran la memoria, el desarrollo cognitivo, la neurogénesis, procesos de aprendizaje potencial, y otorga herramientas de prevenir y tratar enfermedades neurodegenerativas, así como la depresión y la ansiedad.

Marta Rocamora Sande

See all author post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat